La sentencia dictada por la sala segunda del Tribunal Supremo contra doce dirigentes del proceso hace una mención destacada de la declaración como testigo del exdiputado de la CUP David Fernàndez.

En el apartado que los magistrados dedican a argumentar la condena por sedición que imponen al exconsejero de Interior Joaquim Forn, entre otras declaraciones en sede judicial destaca la de Fernàndez en cuanto a la movilización llamada Escoles obertes, que según indica la sentencia "estaba inequívocamente dirigida a preparar los actos del referéndum".

En particular, después de citar testimonios como los del mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero y el comisario Manel Castellví sobre la actuación de los agentes de la policía catalana en relación al escenario generado por Escoles obertes, los magistrados señalan sobre Fernàndez que "fue quizás quien declaró de manera más
ostensiblemente inequívoca"
.

"Afirmó que participó en la estratégica convocatoria de Escoles Obertes y que comunicó al menos a tres binomios de los Mossos que no les dejarían entrar en los centros ocupados con aquella convocatoria. Describió la minuciosa preparación de ciudadanos convocados para estar presentes en los centros formando un «muro humano» para hacer inviable la prohibición de la votación que había ordenado la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña", recoge la sentencia.

A continuación, los magistrados afirman que las palabras de Fernàndez "corroboran de manera casi íntegra" la declaración de un comisario jefe de información de la Policía Nacional, quien "vinculó los actos llevados a cabo bajo esta convocatoria como una parte de la estrategia para la ejecución del 1 de octubre".

Por último, este subapartado (que empieza asociando, a partir de la declaración del exconsejero y predecesor de Forn Jordi Jané, el relevo al frente de Interior con la celebración del 1-O) concluye en la página 367 de la sentencia indicando que Jordi Cuixart "manifestó en el acto del juicio oral que la actividad Escoles Obertes fue ideada y ejecutada «para que no se cerraran los colegios»".

Además del exdiputado cupaire, y con mucha más relevancia, destaca el peso atribuido al testimonio del responsable del operativo contra el 1-O, Diego Pérez de los Cobos: "Como resaltaron algunos de los testigos -en particular el coordinador Sr. Pérez de los Cobos- la asignación de los denominados binomios de Mossos a cada centro de votación, sin discriminar aquellos que recibirían una gran afluencia de personas para votar, respecto de aquellos otros que previsiblemente eran poco significativos, supuso una neutralización de la capacidad operativa de ese cuerpo policial".

"La coartada de la insuficiencia de Mossos en cada uno y en todos los centros para cumplir el mandato de la magistrada del Tribunal Superior de Justicia, se mostró con cínica notoriedad", remata el Supremo.