La última gran oleada de nuevos inscritos al Consell per la República, propiciada por el acto protagonizado por Carles Puigdemont en Perpiñán todavía no hace un mes, se ha secado del todo durante la crisis del coronavirus.

Esta organización puigdemontista reconoce que no han registrado ninguna nueva inscripción entre los días 20 y 23 de marzo. La entrada de nuevos militantes alcanzó su último pico el pasado 29 de febrero, día del encuentro de Perpiñán, con 644 incorporaciones, un notable salto desde las 76 de la víspera. Pero las inscripciones cayeron de 397 a 118 los tres días siguientes y desde el día 12, el día 15 fue el único en el que sumaron al menos una decena de nuevos militantes.

Durante la última semana, las incorporaciones no llegaron a sumar la veintena y, antes de tocar fondo estos últimos días, el ritmo de entradas era ya muy inferior al de febrero, cuando solo un día bajaron de la decena.

Esta plataforma política independentista organizada en Waterloo asegura que totalizaba 87.923 inscritos este martes. Puigdemont afirmó en noviembre de 2018 que el Consell se activaría cuando sumara un millón.