Primera intervención en un mitin de un preso independentista. Desde la prisión de Soto de Real, Jordi Turull -candidato de Junts per Catalunya en Lleida- ha intervenido a través de videoconferencia en un acto en la Seu d'Urgell. La Junta Electoral Central lo ha autorizado esta misma mañana. Turull ha pedido que el 28 de abril no se pierda la oportunidad de llenar las urnas de unidad.

"Hemos superado momentos muy difíciles porque hemos ido juntos", ha destacado el dirigente independentista, visiblemente emocionado. Hay una oportunidad el 28-A, ha indicado, de enviar un "mensaje muy claro al Estado y al mundo" para "reforzar la legitimidad democrática" del 1-O y del 21-D, las últimas elecciones catalanas.

"Presentarme es la mejor manera de demostrar que son más fuertes las convicciones que las injusticias de este Estado. Por eso me hace tanta ilusión, y por eso quiero poner el máximo coraje en estas elecciones", ha insistido, al mismo tiempo que situaba JxCat como "la gente que pone por delante los intereses del país que no los del partido".

"Somos la unidad, la transversalidad y la determinación. Esto es lo que hace avanzar las sociedades", ha destacado el dirigente independentista, que ha reivindicado el 1-O.

"Desde los siete años que paseo por estas tierras", ha resaltado Turull. "Desde Josa de Cadí he aprendido la manera de ser y de hacer de la gente del Pirineu y de la Aran", ha aseverado el ex consejero de la Presidencia. "Para mí es un gran gozo poder ser candidato por la demarcación de Lleida. No es una candidatura simbólica, sino con todas las consecuencias", ha apuntado el dirigente nacionalista.