Este lunes la Audiencia Nacional empieza a juzgar el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, la intendente Teresa Laplana y a la excúpula política del cuerpo policial: el exdirector de la policía autonómica Pere Soler y el exsecretario general de la Consejería de Interior César Puig.

Excepto para ella que solicita cuatro, la fiscalía pide 11 años de prisión para cada acusado por rebelión, una acusación que cuando se acabe la prueba en el juicio rebajará a la de sedición, como marcó la sentencia del 'procés', según confirman fuentes fiscales al Periódico.

En la sesión de este lunes habrán las cuestiones previas y los acusados empezarán a declarar el martes. El primero a hacerlo se espera que sea Trapero. El juicio de la Audiencia Nacional también recordará al del Supremo por los testigos que pasarán. En total, un centenar. Por ejemplo, atestiguarán Oriol Junqueras, Joaquim Forn o Jordi Sánchez.

También declararán quien fue número dos de Trapero, Ferran López, el coronel Diego Pérez de los Cobos o la secretaría judicial durante el 20-S, Montserrat del Toro. Entre los testigos también habrá el expresidente Artur Mas, el exdirector de los Mossos y actual Teniente de Alcalde de Seguridad en Barcelona, Albert Batlle, o los ex consejeros de Interior Jordi Jané y Montserrat Tura.