El Juzgado de Instrucción número 28 de Barcelona ha citado a declarar como investigado al jefe de la oficina del expresidente Carles Puigdemont, Josep Lluís Alay. Se trata de una comparecencia que se había previsto para el pasado 15 de abril, aplazada por la pandemia de la Covid-19.

La Fiscalía acusa a Alay de la comisión de un delito continuado de malversación de fondos públicos y de prevaricación administrativa por haber viajado, en noviembre de 2018, a Nueva Caledonia, donde se votaba un referéndum de autodeterminación, y por el pago de los peajes correspondientes a un viaje para visitar a los dirigentes del procés encarcelados, en septiembre del mismo año.

La oficina de Puigdemont ha afirmado que las personas que trabajan al servicio del expresidente cumplen los requerimientos económicos y jurídicos, y atribuye el procedimiento contra Alay a motivos políticos, además de recordar que la Audiencia Nacional archivó una causa por presunto encubrimiento contra el jefe de la oficina de Puigdemont.