El juez de la Audiencia Nacional José de Mata ha cerrado la instrucción del caso conocido cómo del 3% y propone juzgar a los exgerentes de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) Daniel Osàcar, Andreu Viloca y Germà Gordó , el ex-responsable jurídico del partido Francesc Xavier Sánchez y 28 personas físicas y 16 de jurídicas más, entre ellas el PDeCat, partido heredero de CDC. Las acusaciones que plantea el juez en una instrucción que empezó el 2015 son de "soborno, organización criminal, tráfico de influencias, blanqueo de dinero y fraude a las administraciones públicas".

El caso 3% llegó a los tribunales después de que se detectaran concesiones fraudulentas en el ayuntamiento de Torredembarra, a pesar de que ya hacía años que se venía hablando a raíz de la acusación que formuló el entonces presidente de la Generalitat Pasqual Maragall al líder de CDC, Artur Mas, en el Parlamento de Cataluña: "Ustedes tienen un problema y este problema se llama 3%". Mas se hizo el ofendido después de aquella acusación y rompió las relaciones institucionales de su partido con el gobierno de la Generalitat.

Ahora, De Mata, en su auto, señala que altos cargos de CDC, junto con responsables políticos y funcionarios de varias instituciones públicas catalanas, pusieron en marcha una estructura para financiar el partido presidido por Artur Mas y creado por el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol "ilegalmente y de forma encubierta". El juez imputa también al PDeCat, partido que se creó a partir de los militantes y dirigentes de CDC, porque considera que "lejos de corresponderse con el nacimiento de un nuevo partido" parece "la simple transformación o cambio de apariencia de una misma realidad con el fin de desconectarse de las responsabilidades en que podría haber incurrido la formación política precedente".

En el auto del 3% aparecen muchos nombres de personas y empresas que también salen en la auto que el mismo juez cerró hace unos días y que acusa de organización criminal el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, su mujer, Marta Ferrusola, y sus siete hijos. Aparecen implicadas o imputadas empresas constructoras como TeyCo, Urbaser, Fundación ACS, Grupo Soler Constructoras y Copisa y las fundaciones Catdem y Foro Barcelona, ligadas a CDC.

José de Mata también ha cerrado el sumario abierto sobre la actuación de la empresa pública Infrastructures de la Generalitat, en el cual se acusa 18 personas físicas de los delitos de organización criminal, fraude a las administraciones públicas, tráfico de influencias y malversación de caudals públicos. El magistrado da un plazo de 30 días a la Fiscalía y a las partes acusadoras para que presenten sus escritos de acusación o soliciten el sobreseimiento de la causa.