La Fiscalía Anticorrupción ha abierto un capítulo nuevo en la investigación sobre la supuesta fortuna de la familia Pujol en Andorra. Lo publica este viernes El Mundo. El diario ha tenido acceso a un escrito que el ministerio público ha enviado al juez que investiga el caso. En este documento, se dice que el hijo grande del expresidente de la Generalitat sería o habría sido propietario de más cuentas en Andorra de los que se conocían hasta ahora.

Según el diario, también se han detectado movimientos de dinero que no estarían bastante justificados. La fiscal hace esta nueva denuncia después de analizar la información que se ha recibido de Andorra.

Así, la Fiscalía pide a la Audiencia Nacional que el nuevo requerimiento de documentación a los bancos sea exhaustivo y comprenda "las órdenes de gestión que bien por escrito, correo electrónico, teléfono, gestor o intermediarios se hubieran dado sobre estas cuentas bancarias". Así mismo, reclama las "instrucciones proporcionadas por el cliente presentes en el sistema informático de la entidad", el "registro de firmas autorizadas" e incluso las "direcciones y teléfonos a disposición para contactar al cliente o a terceros en su ausencia".

Esta es la última gran petición de diligencias de Anticorrupción antes de poner punto final a la investigación judicial contra la familia del expresidente catalán, el plazo vence el próximo mes de septiembre.

Según apunta el diario, el Ministerio Público trabaja ya en el escrito de calificación final, en el cual se intenta fundamentar que el origen de la fortuna oculta en Andorra procede del cobro de comisiones a cambio de la adjudicación de contratos públicos de la Generalitat.