El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha opinado, sobre el endurecimiento de la obligación de llevar mascarilla, que es mejor "sobreactuar" y "ir un paso más allá" en las medidas para evitar contagios de coronavirus. Simón ha dicho que no ve un problema. "A mí todo lo que sea sobreactuar no me preocupa. Me preocuparía no actuar el mínimo necesario", ha afirmado este jueves en rueda de prensa. Aún así, Simón tampoco ha defendido la medida que ha aplicado la Generalitat y ha dicho que "la mejor mascarilla es la distancia social".

También ha dicho que la comarca del Segrià se encuentra en "zona de riesgo" en cuanto a la situación de la Covid-19 y que el gobierno español sigue "con especial interés" los brotes de la zona porque "fuera de esto no hay brotes especialmente importantes" en el resto del Estado.

Simón ha afirmado que es "muy probable" que "continúen surgiendo brotes hasta septiembre y octubre" en el ámbito de la fruta y ha recordado que se trata de una "actividad esencial". Esto, ha apuntado, requiere tomar medidas de prevención y aún así supondrá "asumir riesgos marginales".

Simón ha dicho que no encuentra necesario de momento apostar por el confinamiento domiciliario, a pesar de que hay "un cierto grado de transmisión comunitaria, que es pequeño y se produce porque incluye Lleida", pero reconoce la situación está "muy controlada y no parece que genere un número excesivo de casos".

10 muertos en una semana

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad ha registrado este jueves 241 nuevos positivos de covid-19, hecho que supone una leve reducción en comparación con los 257 notificados miércoles, lo que sitúa en 253.056 las personas que se han infectado por el nuevo coronavirus. Respecto a las muertes, Sanidad ha notificado 10 muertos en la última semana, situándose la cifra total de muertos desde el inicio de la pandemia en los 28.401, un más que el miércoles.