El exconsejero catalán Jordi Turull ha sido claro y contundente hacia Ciudadanos. "Son unos maleducados y unos cobardes". El exconsejero de Presidencia ha respondido, así, a la intervención de la dirigente de Cs en el Parlament, Lorena Roldán, quien ha intervenido en la comisión parlamentaria sobre los efectos de la aplicación del 155 haciendo varias preguntas a Oriol Junqueras, pero se ha levantado de la silla sólo acabar su intervención, sin esperar las respuestas de la exvicepresidente.

Junqueras, por su parte, y con Roldán de pie y de espaldas, le ha dicho que él estaba dispuesto a hablar y dialogar y que creía que Ciudadanos estaba también por la labor al iniciar una intervención con un tono alejado de las estridencias de las últimas intervenciones.

En cambio, Turull ha sido mucho más contundente. Ha iniciado su intervención reclamante la presencia de los representantes de Ciudadanos. Cómo que no han comparecido, se ha soltado. Les ha calificado de "maleducados y cobardes" por no esperar las respuestas de Junqueras y negarse, a la vez, a dialogar. Además, el exconsejero ha ironizado diciendo que hoy había bastante cámaras de televisión en el Parlament.

Así mismo, Turull ha explicado que ahora en la prisión de Lledoners está reviviendo la serie americana La Casa de la Pradera, donde una de las protagonistas, la hija del tendero, que lo tiene todo a su favor y en cambio hace todo lo posible por quejarse, en referencia a Ciudadanos. Ha acabado diciendo que las "urnas les han aplicado el 155", recordando la derrota de este partido en las últimas elecciones.

Además, Turull también se ha mostrado muy preocupado por las últimas peleas en el mundo independentista. Ha asegurado que desde la Generalitat "estábamos preparados para hacer de Cataluña una república en cuatro meses", reiterando la unilateralidad. Por eso, ha hecho un llamamiento a mantener la unidad de acción de los independentistas en la teoría que Turull dice del "rellano", donde todos los actores tienen que trabajar juntos en el objetivo de la independencia.