El presidente Quim Torra ha avisado al presidente del Parlamento, Roger Torrent, que se prepare por si la cámara catalana tiene que investir Carles Puigdemont como respuesta a la sentencia del 1-O. Torra sostiene que todas las instituciones tendrán que liderar la reacción a la sentencia, también el Parlamento, teniendo en cuenta la posible condena contra diputados escogidos para esta legislatura.

Lo ha dicho después de que el presidente del Parlamento haya apostado por un gobierno de concentración soberanista como reacción al veredicto del Supremo en una entrevista a la ACN, una reacción que Torra encontraría insuficiente. Por otro lado, Torrent tampoco descartaba un adelanto electoral, cosa que el presidente de la Generalitat, que es quien tiene facultad para convocarlas, descarta.

Torraa insiste desde hace meses que cualquier veredicto que no sea la absolución tendrá que tener una respuesta democrática basada en el ejercicio del derecho a la autodeterminación. El presidente tiene la intención de exponer su propuesta en el Parlamento, una vez se conozcan las sentencias del 1-O.

De hecho, Torra mantiene desde junio una ronda de contactos con partidos, entidades, sindicatos y patronales para encontrar un hilo común en esta respuesta a las sentencias, en caso de que no sean absolutorias. En esta línea el Consejo por la República también ha mantenido encuentros para buscar unidad estratégica.

En paralelo, este viernes ha empezado una nueva cumbre independentista en Suiza con representantes de JxCat, ERC, CUP, ANC y Òmnium, encabezada por el mismo presidente, con Puigdemont y la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira.