El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha mandado una carta a los funcionarios, con motivo de la celebración de la fiesta de Sant Jordi, donde les dice que "no hace falta recordar que vivimos tiempos complicados en la política catalana. Que este Sant Jordi no tendremos entre nosotros al presidente Puigdemont y a los consejeros de su gobierno que están con él en el exilio o que están en prisión. Los tendremos muy presentes en una jornada de fiesta y sentido de comunidad". Torra afirma que "aprovecho este mensaje, que tan sólo se interrumpió el año pasado con el nefasto 155, para agradecerte el trabajo que haces. Nada de aquello que se impulsa desde el Gobierno no tendría sentido ni sería posible de realizar sin tu trabajo, que es fundamental para sacar adelante el país".

"Estos primeros meses en la presidencia de la Generalitat he podido comprobar la calidad y el compromiso de los servidores públicos. Todo el país tiene que sentirse orgulloso de vuestro trabajo, pero sobre todo tenéis que sentiros orgullosos vosotros mismos. Habéis pasado momentos muy difíciles estos últimos tiempos y hay que destacar el valor de haber aguantado el timón de la nave cuando era más difícil", escribe. Torra considera que, para él, "la jornada de Sant Jordi es la más bonita y dichosa que celebramos en Catalunya (...). El patrón de Catalunya es un símbolo de fuerza, de determinación, de lucha. No es tan sólo un héroe; son unos ojos que miran una tierra, es la mirada de la historia, de la vida y de la libertad".

Y acaba diciendo que "Catalunya es una nación magnífica con un potencial enorme. Tenemos retos y dificultades que tenemos que saber encarar. Hace falta que nadie se quede atrás en el camino de progreso y plenitud que queremos. Que todo el mundo pueda realizar su proyecto de vida con las mejores condiciones posibles. Este tiene que ser nuestro compromiso".