El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y su antecesor y promotor, Carles Puigdemont, han exigido explicaciones al gobierno de España después de que Público haya publicado como una exclusiva que Abdelbaki es Satty, el cerebro de la célula terrorista que atentó en Barcelona y Cambrils en 2017, fue confidente del CNI "hasta el día del atentado".

"Es un escándalo gravísimo. Exigimos explicaciones al gobierno español y que se asuman las más altas responsabilidades. El silencio impuesto por los partidos del 155 es intolerable. Dos años después del atentado, las víctimas y toda la ciudadanía merecen respeto y toda la información", ha piado Torra.

"Recuerdo que los partidos del 155 se pusieron de acuerdo en bloquear la investigación parlamentaria. ¿Es el «no es no» del PSOE en Cataluña lo que los hace cerrar filas y tapar el escándalo? Urgen unas explicaciones que hace casi dos años que esperamos. Sobre todo por respeto a las víctimas", considera Puigdemont.

Para el líder de JxCat, presidente en el momento de los hechos, se trata de "revelaciones muy relevantes que vinculan los atentados de Barcelona con el CNI. Otro publica que yo me voy a vivir a Tailandia. Uno se ha pasado un año investigando. El otro se lo inventa. Dos modelos para dos Españas. Spoiler: gana la segunda".

La información de Público, que cita "fuentes de inteligencia", "documentos oficiales" y datos del sumario judicial relativo a los atentados, indica que el agente del CNI encargado de Es Satty "había creado un correo electrónico para comunicarse con él" mediante borradores de mensajes que no enviaban, sino que leían accediendo con la contraseña de la cuenta de correo. Se añade que "es obvio que el CNI sabía lo que que estos terroristas pretendían hacer -pero no llegaron a efectuar- [por la explosión de Alcanar que impidió el atentado originalmente planeado] porque estaba escuchando lo que hablaban entre ellos".

Asimismo, Público asegura que "tiene conocimiento de que el servicio secreto español seguía vigilando y controlando a los terroristas hasta el mismo día del atentado de Las Ramblas", y lo argumenta indicando que "no fue hasta la mañana siguiente de la masacre cuando se borró del registro central de fuentes del CNI la ficha del mismísimo Es Satty".

EL TRIANGLE explicó en exclusiva en 2017 que Es Satty, imán de Ripoll, fue confidente del la Guardia Civil. Otras informaciones indicaron que Es Satty fue confidente del CNI. De hecho, en una pieza separada de la investigación judicial dirigida por el magistrado Fernando Andreu sobre los atentados de Barcelona y Cambrils consta que Es Satty fue captado por los servicios españoles de inteligencia en 2014 durante su estancia a la cárcel de Castellón, donde cumplía condena por tráfico de hachís.