El Plan Estratégico de Subvenciones del departamento de Presidencia de la Generalitat para el periodo 2019-2021 otorga anualmente 1,85 millones de euros a la Abadía de Montserrat. El Patronato de la Montaña de Montserrat ya recibió esta cantidad el año pasado y recibirá cantidades idénticas este año y el próximo. Estos no son los únicos ingresos que recibe la Abadía de Montserrat de la administración de la Generalitat, porque también obtiene otras directamente para editar algunas de sus publicaciones, pero sí que son los más elevados. En cambio, el monasterio de Poblet recibirá 87.000 euros anuales a través de este Plan de Subvencionss. Es decir, 21 veces menos que sus homólogos de Montserrat.

En los dieciséis objetivos estratégicos incluidos en el Plan Estratégico figuran los dos monasterios. Se pretende "mejorar y conservar el Parque Natural de Montserrat para preservar los valores naturales y salvaguardar los valores históricos y artísticos" y "velar por la conservación y mantenimiento del Real Monasterio de Poblet". La desproporción entre las ayudas a uno y otro ya existía en años anteriores y el Plan Estratégico la consolida y la mantendrá, como mínimo, hasta el año que viene. El monasterio de Poblet recibió de Presidencia de la Generalitat 87.000 euros ya en 2017 y 2018. Sumando todas las partidas de las ayudas públicas que ha recibido de la Generalitat en ningún año ha superado los 120.000 euros.

En el Plan plurianual, la partida por el Patronato del Real Monasterio de Santa Maria de Poblet se incluye en el capítulo de "subvenciones sin concurrencia (nominativas y directas)" bajo el concepto de "gestión y mantenimiento del monasterio", mientras que las "subvenciones sin concurrencia (nominativas y directas) del Patronato de la Montaña de Montserrat" aparecen en un capítulo específico y tienen que servir para "prestar los servicios públicos exigidos por las necesidades del lugar en el interior de la zona urbana del monasterio".

El presidente catalán, Quim Torra, preside los dos patronatos, si bien el del monasterio de Poblet cuenta con el Rey como presidente de honor y dos vicepresidencias –ocupadas por la delegada del Gobierno español en Catalunya y el arzobispo de Tarragona- mientras que el de la abadía de Montserrat no tiene presidente de honor y las dos vicepresidencias están ocupadas por el padre abad del monasterio y la consejera de Presidencia de la Generalitat.