El Consejo por la República, con sede a Waterloo, convocará la Asamblea de Cargos Electos de Cataluña después de la sentencia del 1-O, para decidir los pasos a seguir según ha declarado este martes el expresidente Carles Puigdemont, en comparecencia en Bélgica acompañado de los miembros del organismo.

La Asamblea de Cargos Electos, formada por todos los concejales, diputados y eurodiputados catalanes, es una institución contemplada en la hoja de ruta del independentismo desde antes del referéndum, pensada para actuar en caso de intervención de las instituciones catalanas.

El expresidente de la Generalitat ha hecho doblete hoy desde Bélgica con motivo del segundo aniversario del referéndum del 1 de octubre: primero en una entrevista a Catalunya Ràdio y después en una comparecencia, acompañado de miembros del Consejo de la República.

En ambos escenarios, el expresidente ha manifestado que "quieren colgarme la etiqueta de terrorista para facilitar la euroorden", refiriéndose a las últimas detenciones de CDR.

El expresidente ha subrayado que el independentismo siempre se ha caracterizado por el pacifismo y la no-violencia y ha acusado el Estado de querer que los independentistas "caigan en la violencia".