Júlia Taurinyà ha dimitido como presidenta de la delegación del Consell per la República en la Cataluña Norte. Según ha explicado en Twitter este martes, ha tomado esta decisión por "motivos diversos", entre los que cita motivos "ideológicos, relacionales, profesionales y de salud". "Me he marchado justamente para no disgustarme", ha añadido posteriormente como respuesta a un comentario sobre las discusiones en la política catalana.

La dirigente de la plataforma impulsada por el expresidente Carles Puigdemont ha escrito en el mismo tuit que "mi incursión en el mundo de la política habrá durado poco más de cuatro meses", un comentario acompañado del icono de la cara sonriente con una gota de sudor.

Taurinyà ha tenido un papel principal en la organización del acto del Consell que tendrá lugar el 29 de febrero en Perpiñán, donde se espera la presencia del expresidente Puigdemont.

Provisionalmente, Joan-Lluís Lluís asume la presidencia de la delegación del Consejo en Perpiñán, inaugurada el pasado 14 de noviembre.