El Sindicat de Periodistes de Catalunya (SPC) ha denunciado que "muchos programas y tertulias de TV3, y también en parte los Informativos están claramente connotados a favor del Procés". Para la sección del SPC en TV3 no puede ser que esta televisión "aplique una tradición tan hispánica y tan poco republicana como que tiene que reflejar sobre todo la supuesta 'mayoría social' y la mayoría política, que no dejan de ser coyunturales. Porque esto es tanto como decir que a cada cambio de gobierno tiene que cambiar el modelo de los medios públicos, cuando estos tienen que ser un asunto de país que reclama un amplio consenso para dotarlos de estabilidad y alejarlos de la confrontación partidista. La dependencia del gobierno de turno no es la norma en los países democráticos de nuestro entorno, y las regulaciones europeas son claras sobre la necesidad de la independencia de los medios públicos".

Estas afirmaciones las hace el SPC de TV3 en un comunicado que ha difundido este 7 de octubre titulado "La mejor defensa de TV3 es su independencia". Empieza recordando que "estamos muy cerca de la intensificación de un conflicto político que marcará la historia del país y que determinará el futuro de la CCMA y de TV3. Un conflicto que comporta una amenaza real de intervención del Estado sobre los medios de la Corporación. Sabemos que fue de bien poco que el 155 del año 2017 no se aplicara a TV3 y Catalunya Ràdio, y que uno de los motivos fue el temor al escándalo europeo por interferir en la libertad de información. Y el hecho que los medios de la CCMA dependen formalmente del Parlamento, y no del Gobierno".

El sindicato que agrupa periodistas y trabajadores de TV3 considera que "la mejor forma de blindarnos ante el peligro de intervención es asegurar nuestra independencia" y que esto "reforzaría mucho más que ahora los argumentos de que un ente independiente (en teoría que no en la práctica) no puede ser interferido por el gobierno del Estado". "Creemos que esta es la mejor aportación que se puede hacer desde TV3 y Catalunya Ràdio para no ser parte del conflicto sino, al contrario, contribuir a su solución aportando todos los puntos de vista y no favoreciendo unos, que casualmente son los del poder político", añade el comunicado, que acaba afirmando que "sin medios públicos libres no hay democracia".