El nombre de Artur Mas sale cinco veces en las 304 páginas del auto del juez José de Mata con el que concluye las diligencias previas por el caso conocido cómo del 3%. En este auto, el magistrado propone que se juzgue a 31 personas físicas –entre ellas, tres ex-gerentes de CDC y un ex-asesor jurídico- y 16 jurídicas –entre ellas este partido y la organización que le sucedió, el PDECat- por "organización criminal, cohecho, tráfico de influencias, blanqueo de dinero y fraude a las administraciones públicas".

Dos de las veces que el nombre de Mas sale en el auto se refieren a su responsabilidad en el nombramiento de Carles del Pozo, imputado por todos los delitos detallados, como gerente del partido y de Josep Rull, como coordinador general de CDC.

También aparece el nombre de Artur Mas cuando el juez incluye en sus conclusiones una carta de Josep Manuel Bassols Puig, apoderado de la empresa Oproler Obras y Proyectos, que interviene en numerosos contratos considerados fraudulentos. De la Mata detalla que en un lápiz de memoria incorporado a la causa consta un archivo con el título 'Carta Mas 09.2011.doc'. Este archivo trata, según describe el juez, "de una misiva en la que presuntamente Bassols Puig pone en conocimiento del presidente de la Generalitat, Artur Mas Gavarró, una serie de circunstancias que afectan a su persona y a su esposa, Núria Bassols Montada, y solicita cargos y nombramientos para ambos". Josep Manuel Bassols se quejaba en esa carta que sólo el gerente del partido Germà Gordó Aubanell había contestado a sus demandas.

El nombre de Mas aparece también en dos ocasiones en uno de los contratos que estudia a fondo el juez: el de la construcción del Centro Cívico de Sant Fruitós de Bages, bajo el mandato del alcalde de CiU Josep Rafart. El contrato lo adjudicó el Ayuntamiento de Sant Fruitós de Bages a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Calles y Obras SL y Electromecánica Soler SL, el 8 de abril de 2009, por un valor de 1.136.387,27 euros, que con el IVA subió hasta 1.318.209 euros. Tres meses después, la Fundación Catdem, dependiente de CDC, recibió una transferencia de 34.000 euros con "UTE Centre Cívic" como remitente. De la Mata escribe en el auto que "si se efectúa el extracto de un 3% del importe de adjudicación del contrato se obtiene el importe de 34.091,61 euros, que, a la sazón, es casi exacto al que constituye la donación de 34.000 euros".

Las dos alusiones a Mas en este apartado del escrito judicial se refieren a la reunión que mantuvo con Jordi Soler Paredes, administrador único de Electromecánica Soler y de 1953 Grupo Soler Constructora. Soler Paredes, imputado por cohecho, fraude a las administraciones públicas y blanqueo de capitales, se reunió con Artur Mas en la sede de CDC de la calle Córcega, en Barcelona, el 12 de junio de 2019, veinte días antes de que "UTE Centre Cívic" diera los 34.000 euros a la Fundación Catdem.

El juez considera "revelador de las relaciones permanentes y donaciones habituales de este grupo a Catdem" el correo enviado por Jordi Soler Paredes a Josep Manzano Pardo, apoderado de la empresa, que reproduce: "Josep, aparte del informe que me entregarás el jueves necesito un papel donde consten las cantidades aportadas a Catdem en el periodo 2008-2014, incluyendo la fecha, importe y empresa que ha hecho la aportación".