Elsa Artadi, la consejera de la Presidencia y portavoz del gobierno catalán, ha comunicado en su rueda de prensa de este martes que la Generalitat dará una respuesta "combativa" a la exigencia de la Junta Electoral Central de retirar los lazos amarillos y las estelades de los edificios oficiales. Ha indicado, en ese sentido, que el gobierno catalán presentará alegaciones contra la orden, que Artadi ha tachado de "ridícula", remitida por el órgano español supervisor en materia de procesos electorales.

Además, ha reivindicado la exhibición de lazos amarillos usando la conocida figura de la niña judía víctima del nazismo Ana Frank, de la que ha esgrimido esta cita: "No se nos permite tener nuestra opinión. La gente quiere que tengamos la boca cerrada, pero esto no te impide tener tu propia opinión. Todo el mundo tiene que poder decir lo que piensa". Según la consejera, se trata de una cita "muy oportuna para el día de hoy que hace 69 años de su muerte en Bergen-Belsen".

El uso de este recurso ha levantado críticas en la red. El diputado del PSC Carles Castillo, por ejemplo, ha etiquetado de "indecente" la comparación.