El Teatro-Auditorio de Sant Cugat, un equipamiento municipal inaugurado en 1993 por el ex presidente Jordi Pujol, es un foco de mala gestión económica. Así lo pone de manifiesto un informe elaborado por los departamentos de Intervención y Secretaría general del Ayuntamiento, al cual ha tenido acceso EL TRIANGLE. 

Este informe recoge la confesión hecha por David Pujol, responsable de la empresa Gobelin Projectes SL, que se hizo cargo, entre los años 2013 y 2018, de las tareas de montaje y apoyo técnico de todos los espectáculos que se hacían en el Teatro-Auditorio. A pesar de la elevada facturación que endosaba al Ayuntamiento de Sant Cugat (unos 200.000 euros anuales), el organismo encargado de la gestión de este centro cultural, que dirige Pep Tugues, nunca hizo la preceptiva licitación de un concurso público para regularizar esta situación. 

A finales del año 2017, la Intervención del Ayuntamiento interrumpió el pago de las facturas a Gobelin Projectes SL, dado que no había un expediente de contratación aprobado. Esto precipitó la crisis de esta empresa, que cesó sus actividades. 

Parte del personal de Gobelin Projectes SL fue transferido entonces a la empresa Iniciatives Events SL, que continuó haciendo las mismas tareas, camuflándolas a través de contratos menores. Por su parte, David Pujol, por encargo de Pep Tugues, elaboró el pliego de cláusulas que tenía que regir la convocatoria del concurso público para las tareas de montaje y apoyo técnico del Teatro-Auditorio. 

A este concurso, licitado poco antes de las pasadas elecciones municipales, solo se presentó Iniciatives Events SL. Ante este cúmulo de irregularidades, el Ayuntamiento ha llevado el dosier a la Fiscalía. 

La anterior alcaldesa lo sabía 
Sant Cugat del Vallès ha sido, durante años, un importante centro de poder convergente y un plantel de consejeros y altos cargos de la Generalitat. En el actual gobierno de Quim Torra hay dos consejeros que proceden de este municipio del Vallès: Damià Calvet (Territorio y Sostenibilidad) y Jordi Puigneró (Políticas Digitales y Administración pública). 

En las pasadas elecciones municipales, las fuerzas de izquierda (ERC, PSC y CUP) se aliaron para desplazar al PDECat de la alcaldía. El nuevo equipo de gobierno está encabezado por Mireia Ingla (ERC). Entre las tareas que ha emprendido el nuevo consistorio está aclarar las múltiples irregularidades detectadas durante los mandatos convergentes, en especial por el uso y abuso de la contratación fragmentada y directa para hacer adjudicaciones a dedo y evitar la convocatoria de concursos públicos.

En el caso del Teatro-Auditorio, que ha sido enviado a la Fiscalía, el denunciante, David Pujol, ha aportado pruebas de que había puesto estas irregularidades en conocimiento de Carmela Fortuny, la anterior alcaldesa de la ciudad y, en su etapa como teniente de alcalde de Cultura, máxima responsable de este centro cultural.