Los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT denuncian que la patronal del sector de acción social en Cataluña mantiene a los trabajadores en una situación de precariedad laboral que también afecta su seguridad en sus puestos de trabajo. Los dos sindicatos han hecho un manifiesto conjunto denunciando esta situación que afecta a los trabajadores de acción social con niños, jóvenes, familias y otros en situación de riesgo y este martes inician una serie de concentraciones ante organismos de acción social para evidenciar su protesta.

Las formaciones sindicales insisten en el hecho de que hace falta un nuevo marco laboral afirmando que "nuestro objetivo para este convenio será el de acercarnos el máximo a las condiciones laborales de los trabajadores del sector público para poder dignificar nuestra profesión. A igual trabajo, iguales condiciones laborales.

Por su parte, la patronal "La Confederación" se defiende, según los sindicatos, argumentando "la dificultad de lograr algún incremento salarial si previamente la Administración no se compromete a respetar los acuerdos logrados en la negociación del convenio". Y por lo tanto, "si no tienen este compromiso de la Administración la propuesta de la Patronal para dignificar nuestra profesión es de incremento salarial 0".

En un manifiesto conjunto, CCOO y UGT explican que "damos el pistoletazo de salida de estas concentraciones en la DGAIA (Dirección general de Atención a la Infancia y a la Adolescencia), porque si bien sus recursos no representan la totalidad del volumen del ámbito funcional de nuestro convenio de aplicación, es el organismo público que, según la Patronal, todavía no ha asumido el incremento salarial del 1,2% que se firmó en nuestro convenio actual y que se tiene que comprometer a revisar la financiación de sus recursos externalizados (módulos públicos) para que la Patronal asuma la mejora de nuestras condiciones laborales".

En este contexto, los sindicatos mayoritarios denuncian que "estiman que se producen al año cerca de 2.000 agresiones físicas por parte de los usuarios a trabajadores de centros de menores. Estas cifras salen de extrapolar los datos registrados por accidentes laborales por agresión o contenciones el 2017 en los 15 de centros propios de la DGAIA" y que "si se contabilizarán también las agresiones verbales, intimidaciones y amenazas podrían estar hablando de una media de 1 agresión al día por centro, el que supondría más de 45.000 agresiones físicas y/o verbales al año".