Llega la Semana Santa y con ella las tradicionales huelgas. La campaña de vacaciones se verá afectada este año por varias huelgas convocadas en todo el Estado, en especial en cuanto al sector de los transportes, y que por lo tanto afectarán al grueso de personas que pretendan viajar durante esta campaña.

Así, hay convocatorias previstas a Adif, Adif Alta Velocidad, Puertos y Salvamento Marítimo para el 17 de abril y de Renfe para el 23 del mismo mes, mientras que en el caso de los aeropuertos los llamados a secundar la huelga son los trabajadores del handling, con una doble convocatoria para los días 21 y 24 de abril. Por otro lado, aunque fuera del ámbito estrictamente de comunicaciones, los trabajadores de Endesa también harán huelga, en este caso el día 12 de abril.

En el caso de la huelga a Adif, Adif Alta Velocidad, Puertos y Salvamento Marítimo, los trabajadores denuncian que el convenio colectivo ratificado que tenía que seguir el preacuerdo entre empresa y sindicatos está actualmente paralizado por el Ministerio de Hacienda. En este sentido, explican que durante la negociación "se suponía" que la dirección lo hacía con todas las autorizaciones ministeriales, hecho que ahora se pone en entredicho viendo la reacción del gobierno español.

En este sentido, los trabajadores recurrirán a la huelga el día 17 de abril, aunque apuntan que esta se evitaría si el Ministerio confirmara que finalmente el convenio colectivo se ha desbloqueado y está en aplicación.

Renfe también estará en huelga durante la campaña de Semana Santa, concretamente durante la operación retorno del día 23 de abril. El principal sindicato de maquinistas, Semaf, ha convocado la protesta para denunciar "el incumplimiento reiterado" del acuerdo de desarrollo profesional y personal de conducción, puesto que, según aseguran, hay cambios constantes de los cuadros de servicio sin justificación y no se reparte equitativamente la carga de trabajo nocturno entre residencias, entre otras reivindicaciones laborales. En este sentido, y para evitar que el conflicto se extienda, el sindicato ha apostado por la convocatoria de la protesta.

En el sector aéreo la huelga se extenderá durante dos jornadas, los días 21 y 24 de abril, después de que hayan fracasado las negociaciones entre la empresa y los sindicatos. UGT y USO, los dos sindicatos convocantes, han explicado que la postura "intransigente" de la dirección ha hecho imposible el acuerdo, que busca garantizar los derechos y garantías de los trabajadores subrogados.

Concretamente, los representantes de los trabajadores piden que se cumpla el convenio colectivo y se garantice que los trabajadores subrogados tengan las condiciones garantizadas y la situación económica sin modificar ni disminuir aunque cambien de empresa. De hecho, aseguran que estas condiciones ya estaban acordadas en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) del 20 de julio del 2018 y acusan la patronal de "buscar una manera de incumplir el acuerdo".

Aunque no tendrá una afectación directa sobre el volumen de personas que pretendan viajar por Semana Santa, Endesa también ha convocado una huelga, en este caso para el viernes 12 de abril, coincidiendo con la Junta General de Accionistas de la empresa en Madrid. La protesta de los trabajadores se centra en denunciar "una amenaza de precarización" y un supuesto recorte de derechos, así como el rechazo al sistema "meritocrático, arbitrario y opaco" que aseguran que la dirección impone, o una brecha salarial en favor de los veteranos y en detrimento de los jóvenes de la compañía.