Después de pasar una noche cerrados en el Departamento de Educación, los sindicatos de enseñanza han anunciado la falta de consenso con la Generalitat y han decidido registrar la convocatoria de huelga, tal como tenían previsto, el 16 de mayo.

No han conseguido llegar a un acuerdo ni conseguir las principales reivindicaciones: recuperar el horario lectivo anterior a los recortes para todo el personal (hacer 18 horas de clase en secundaria y 23 en primaria).

También piden otras cuestiones como la reducción de las ratios, el incremento de la plantilla en 7.000 docentes y la garantía que no se cerrará ningún grupo a la escuela pública.

Después del encuentro de este jueves, la dirección general de profesorado del Departamento de Educación ya dijo que en un escenario de prórroga presupuestaria, "no es posible implementar estas medidas". Instan a los sindicatos a negociar que se implemente más adelante.

En el encierro en el Departamento de Educación han participado la mayoría de los sindicatos con representación a la enseñanza pública: USTEC·STEs (IAC), CCOO, Y-CSC, ASPEC-SPS, CGT y UGT. Habrá que ver cuáles son los servicios mínimos que establecerá el Departamento de Trabajo para el 16 de mayo.

La situación es grave: respecto al año 10 hay 62.939 alumnos más y sólo 329 docentes más. El presupuesto de 2010 fue de 5.317 millones de euros, mientras que en 18 fue de 5.066 millones, esto significa que el gasto por alumno todavía está 303 euros por debajo del que estaba en 2010. Esta pérdida de financiación ha comportado una pérdida en la calidad del servicio, pero también, de forma importante, en las condiciones laborales y en la moral del profesorado.