Pocos minutos después de que haya acabado el Barça-Madrid (0-0), el Tsunami Democrático ha admitido a través de un mensaje de cinco puntos en Telegram que la acción preparada por el 'clásico' no ha sido "exitosa". ha culpado a la acción policial y, de paso, ha señalado que no se trata de ningún fracaso porque "la gente no ha fallado".

No obstado, la protesta del Tsunami Democrático en el Camp Nou ha parado el 'clásico' durante unos instantes. En el minuto diez de la segunda parte, varios espectadores han echado pelotas amarillas al césped, una acción que ha paralizado el partido y que ha obligado a los operarios de seguridad a retirarlas.

Fuera del estadio, la Brigada Móvil (Brimo) de los Mossos d'Esquadra han cargado para disolver un enfrentamiento entre radicales del Fútbol Club Barcelona y concentrados del Tsunami Democrático que ha tenido lugar minutos antes de que empezara el partido. La pelea se ha producido ante el acceso 18 del campo, a la Travessera de las Corts.

Por otro lado, el conductor de una furgoneta y algunos de los concentrados de Tsunami Democrático en la Travessera de las Cortes con la calle Riera Blanca de Barcelona han protagonizado unas escenas de tensión también poco antes de que empezara el 'clásico'. El vehículo ha quedado en medio de la concentración y el conductor ha salido increpando y agrediendo alguno de los concentrados. A su vez el hombre también ha sido agredido por alguno de los manifestantes, sin que el episodio fuera a más. Unos y otros han sido separados rápidamente por personas que también eran presentes al lugar.