Cuatro de los cinco tramos de autopista más caros del estado español se encuentran en territorio catalán. Lo publica en un informe la asociación Automovilistas Europeos Asociados.

La carretera más cara de España es la C-16, donde hay los tres primeros tramos de la lista. El punto más caro es el túnel del Cadí, en que los usuarios tienen que pagar más de 12 euros para recorrer los casi 30 kilómetros que hay entre la Cerdanya y el Berguedà. Por lo tanto, el kilómetro sale a 40 céntimos de euro, casi el doble que en el resto de los tramos.

El segundo lugar es para el túnel de Vallvidrera, con un coste de entre 4,30 euros y 3,80 euros, precio que supone 26 céntimos por kilómetro en un tramo de más de 16 kilómetros de longitud.

Para ir desde Sant Cugat hasta Manresa, también por la C-16, encontramos el tercer punto más caro con un precio variable de entre 11 y 6 euros aproximadamente. El kilómetro sale a 25 céntimos.

La C-32 cierra la lista con el peaje entre Castelldefels y El Vendrell. El coste es de entre 11 y 8 euros aproximadamente para recorrer casi 50 kilómetros, con un precio por kilómetro de 22 céntimos.

El cuarto lugar del ranking es para el túnel de Artxanda, que comunica la ciudad de Bilbao con el aeropuerto. Se trata de un tramo de sólo cinco kilómetros y el coste por kilómetro es de 24 céntimos.