Joan Laporta, acorralado por los debates, que empiezan el próximo día 17

Barça TV le rompe el guión y convoca el primero, pese a la oposición de algunos cargos internos del club

Joan Laporta
Joan Laporta

Las elecciones se van a poner un poco tensas ahora que se ha desatado la batalla de los debates, uno de los eventos electorales que más expectación y polémica había despertado y que ahora ha puesto contra las cuerdas a Joan Laporta, ese ex presidente emérito que trataba de esquivarlos.

Ahora, sin embargo, a la fuerza habrá de afrontarlos, seguramente siendo muy consciente de que jugarán en su contra. Lo que debe valorar es si yendo o no a los debates se arriesga a perder la ventaja que parece tener.

Cuando las elecciones se iban a celebrar el día 24 de enero pasado su equipo tenía muy claro que le bastaba con asistir al último, al organizado por TV3, donde se le había preparado un “homenaje” por orden de su director, Vicent Sanchis, en atención también a su servilismo a la figura de Jaume Roures. El “clan de Mediapro” lo tenía todo calculado. Incluso se había planteado no acudir a los de Catalunya Ràdio y RAC1, inicialmente.

El escenario ha cambiado por completo. No sólo la prórroga hasta el día 7 de marzo ha ofrecido un prolongado espacio para el enfriamiento del espumante efecto del retorno de Laporta y de su lona de Madrid, un acto específicamente propagandístico y publicitario hueco de contenido cuanto a programa y soluciones para la situación tan grave de la economía del FC Barcelona.

También ha entrado en juego el voto por correo, que ha movilizado a casi 23.000 socios, que podrían llegar a ser hasta el 45% de los votantes.

El club ha adelantado, por tanto, la campaña oficial al día 15 de febrero próximo y ha programado un primer debate en Barça TV para el próximo día 17 de febrero, justificando esta decisión razonablemente en el hecho de que el voto por correo se cierra el día 26 de febrero, nueve días antes del acto presencial de las votaciones en el Camp Nou, las cuatro sedes catalanas y Andorra.

El acertado planteamiento del club es el de dar la oportunidad a los socios de conocer el contraste de programas y de opiniones de los candidatos con suficiente tiempo para votar con toda la información posible. No parece, pues, que Joan Laporta vaya a dejar su silla vacía en el debate del club, si no quiere incurrir en un desprecio de enorme trascendencia ante los socios. Se arriesga a perder parte de ese margen de confianza de los socios si rechaza acudir y a erosionar su imagen si lo hace, intentando explicar lo inexplicable ante las cámaras y el bisturí de sus rivales, sobre todo de Toni Feixa, su principal adversario en esta recta final que ha cambiado extraordinariamente de decorado.

La iniciativa de Barça TV ha provocado un enfrentamiento interno que ha dejado entrever posicionamientos laportistas muy descarados en el área de comunicación, marca y altos cargos de Barça TV frente a otros responsables del área social, ejecutivos de primera línea y el propio Carles Tusquets, presidente de la gestora, que apuestan por la transparencia y el debate como un necesario acto de servicio al club.

Estas diferencias, según algunas fuentes del club, se han producido como resultado de la influencia de Laporta y de sus innumerables promesas individuales a algunos empleados de peso.

A esta circunstancia que cambia el plan mediático se puede unir Catalunya Ràdio que ha expresado su intención de avanzar también el debate previsto para el día 26 al 19 de febrero con el propósito de garantizar, como medio público, que los socios inscritos en el voto por correo puedan votar con más conocimiento de los candidatos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides