MESSI PACIFICA LAS ELECCIONES CON UN DISCURSO A FAVOR DEL CLUB

Leo Messi ha entrado en campaña para dejar las cosas donde deben estar, en un punto en el que no es bueno, aconsejable ni prudente para el equipo y por tanto para el club estar permanentemente hablando de su futuro.

Messi, sin pedirlo, simplemente estableció las reglas de un juego peligroso y proclamó, por experiencia, que la primera de las claves no es su continuidad futura sino la estabilidad en torno a Koeman. “Su fichaje fue un acierto. Poco a poco el equipo va creciendo”, añadiendo que el Barça debe seguir apostando por la gente de casa “para volver a ganar”.

También dejo muy claro en la entrevista anunciada a Jordi Évole que “si me voy no pasa nada, el club es más grande que nadie”, frases que en su conjunto encajan sobre todo con el discurso de uno de los candidatos, Toni Freixa, que hace dos meses ratificó la continuidad de Koeman y su contrato si es presidente y que hace semanas también dejó de hablar de Messi en plena temporada “porque no le hacemos ningún favor al Barça, al equipo, al entrenador y a la institución”.

Una alineación que responde al sentido común de quienes anteponen los intereses del club a la tentación de dar titulares y aparecer en los medios continuamente y al recurso fácil de hablar de Messi porque eso siempre es goloso y atrae a los periodistas faltos de información. Lo que quiere decir que los aspirantes, salvo muy escasas excepciones, buscan convencer por la vía del ruido mediático a los socios, muchos dando por supuesto que son fáciles de engatusar i de convencer con artilugios electorales de campaña a la americana y basada en la publicidad convencional.

La realidad, sin embargo, es que las acciones discretas, sensatas y alejadas de ese circo electoral también están funcionando para el candidato Toni Freixa que parece ser el que mejor está conectando con ese núcleo de socios que, curiosamente, entiende y aprecia los mensajes reflexivos y serenos, más aún en las actuales circunstancias pandémicas y su impacto. El propio Messi admitió en la entrevista que “el club está ahora muy mal por todo lo que está pasando. Ojalá el que salga de presidente vuelva a situar al club donde se merece porque hoy no lo está”.

El futuro lo dejó abierto porque “no sería bueno que dijera lo que haré, y ahora no lo sé», dijo, lo mismo que lo está la temporada y también estas elecciones que Messi ha venido a pacificar con un posicionamiento muy favorable a la estabilidad del club. Dejando en paz el futuro de Messi, el Barça sale ganando. ¿Aprenderán los precandidatos?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides