Verano caliente en la ciudad: el Domo Champagne Club abre las puertas

En medio del enfado de vecinos y de las asociaciones feministas, el club erótico se posiciona como el más lujoso que tendrá, incluso, suites para practicar sexo
Terciopelos, dorados y lujo, mucho lujo para una sala de ocio adulto donde también se practica la prostitución

“El mejor club de la ciudad. Música en vivo, shows eróticos, un nivel muy, muy alto de estripers y prostitutas. Me llevaron al club, de manera gratuita, desde un restaurante donde estaba y ellos mismos hicieron la reserva. El servicio perfecto” (turista).
“Estuve aquí tres horas, y aparqué detrás de un coche de paisano de los mossos que también iban al club, Hay que decir que uno se tiene que sacar el cinturón con la pistola dentro del coche… Había un poco de todo, pero muchas caras conocidas otros club como el Privee y el de la Jonquera. Estuve hablando con una chica que conocía de otro club y me comentó que este sí que funcionaba de verdad. El propietario, que también lo conocía me comentó que tenía un club gay y otro club en la calle del delante. Supongo que hablaba de Pep’s Corner”. (P. Nacional).

Estos son dos, de los muchos testigos que hay en los foros de usuarios de puticlubs en Barcelona, todos alabando las virtudes la nueva y más grande sala porno de la ciudad, el Dom Champagne Club. Un club que ha revolucionado el mercado del ocio adulto pero que tiene en alerta y sublevados los vecinos de la zona. Instalado en los escombros del antiguo club Fuego, cerrado por la Policía Nacional en el 2014 por un delito de proxenetismo, en la calle Córcega 257. Los promotores del negocio han pagado por el traspaso 600.000 euros y tienen un alquiler mensual de 10.000 euros más. Funambulistas, danzas eróticas en barra o en el regazo, malabaristas… pero también prostitutas que ofrecen sus servicios, alrededor de 150 euros por hora, en alguna de las diferentes suites con jacuzzi que tienen para estos servicios. Un gran centro de ocio adulto y pornográfico en medio de la ciudad, que tiene desesperados los vecinos, pero que no quita el sueño a la veterana sala erótica, Bagdag, que prevé unas perspectivas de verano muy buenas. 

Las colas, el día de la inauguración del Dom Champagne Club, donde fornidos porteros seleccionaban los clientes que podían o no entrar, dan una idea de la buena salud del mercadeo sexual en la Ciudad Condal, a pesar de tener tanto a los vecinos como a las asociaciones feministas abolicionistas de la prostitución en contra. Carmen, una vecina de la calle Córcega, a dos porterías del nuevo club, alerta que “con el Fuego ya tuvimos problemas de peleas en la puerta y disturbios, además no queremos tener un burdel junto a casa. No es la imagen que queremos de Barcelona. Limusinas cargadas de guiris medio borrachos, los de Uber y los cochazos negros, los taxistas que dejan pasaje a todas horas… nos espera un verano caliente y no queremos esto”. Preguntados el equipo de màrketing del club sobre la nueva apertura, la respuesta no puede ser más elocuente “Sentimos responder tan tarde, pero con la inauguración hemos ido de cabeza. En nuestro local los clientes podrán disfrutar de bar-coctelería, espectáculos eróticos y porno en vivo, bailarinas exóticas, lap dace, pole dance e incluso, los más calientes (sic) podrán disfrutar de un rato íntimo con las chicas que prestan el servicio de compañía. La nuestra, es la iniciativa de un holding de empresas que se dedica al entretenimiento por adultos y que ya tiene otros negocios relacionados en la ciudad” 

Barcelona se vuelve a situar a los mapas como el prostíbulo del sur de Europa, en parte gracias a la política de permisividad del consistorio de Colau en la otrogación de licencias para estas salas de ocio adulto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides