El PDECat sigue atrapado en la telaraña de la Crida Nacional

El nacimiento de la Crida Nacional impulsada por Carles Puigdemont y su sucesor en la Generalitat, Quim Torra, ha torpedeado la linia de flotación del PDECat de una manera casi letal. Después de la crisis interna que acabó con su coordinadora, Marta Pascal, tirando la toalla y repudiada por Puigdemont y los suyos, ahora el PDECat sigue perdiendo el pulso. La dirección quiso marcar paquete diciendo que si la Crida nacía como partido no tendría sentido y avisando a sus afiliados que no tienen permitida la doble militància en dos formaciones.

La cúpula pretendía, así, frenar las intenciones de Puigdemont y que la Crida fuera solo una marca, un paraguas o incluso un nombre electoral, pero no un partido como tal. Pero no le ha servido de nada, y la Crida nació el pasado sábado con todas las intenciones. De poca cosa ha valido que Puigdemont asegurase que en su proyecto tiene cabida todo el mundo "sin renunciar a ideologías ni carnés". Los dirigentes del PDECat –los que no han sido absorbidos por el puigdemontismo exacerbado– se molestaron tanto que ya piensan en romper relaciones con el expresidente.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides