Oposición vecinal a la apertura de un minicasino en Sabadell

El horario de este tipo de establecimientos se prolonga hasta las 4 de la madrugada
Título de la imagen
Título de la imagen

Más de un millar de vecinos del Ensanche de Sabadell han firmado una carta, que fue entregada la semana pasada al ayuntamiento de la ciudad, en la cual se oponen a la instalación de un minicasino con servicio de bar que la empresa Orenes Grupo tiene previsto ubicar en el cruce de la avenida Barberà y de la calle del Dr. Pujades. Este establecimiento de juego, que tendría una superficie de 400 metros cuadrados, requiere la preceptiva autorización de la dirección general de Tributos y Juego de la Generalitat -actualmente en trámite de estudio- y, en el supuesto de que sea otorgada, de la licencia municipal de actividades. Además, según denuncian los vecinos, este minicasino tendría un pàrking exclusivo para facilitar la captación de los clientes.

La reglamentación que regula la apertura de estos establecimientos de juego es muy estricta e impide su presencia en la proximidad de centros escolares y de equipamientos sanitarios, para impedir el fomento de la ludopatía y los ruidos molestos. El minicasino que promueve Orenes Grupo está en una zona urbana densamente poblada y está a muy poca distancia de las escuelas Guixot y Amadeu Vives y del centro de formación Cal Molins. Además, está cerca del Centro de Asistencia Primaria Sant Fèlix y del hospital Quirón Salud del Vallès.

Estos son algunos de los argumentos que expone la Asociación de Vecinos del Ensanche de Sabadell, que ha liderado la campaña de recogida de firmas contra el minicasino. Pero no sólo se trata de proteger a los niños y a los enfermos: también preocupan e inquietan las molestias que pueda comportar para el vecindario este nuevo centro de juego presencial.

Según la reglamentación de la Generalitat, el horario de apertura puede ir desde las 9 de la mañana hasta las 4 de la madrugada. En el Ensanche de Sabadell vive mucha gente trabajadora y, según denuncian los vecinos, este horario es muy perturbador y perjudica la necesaria tranquilidad nocturna. Además, la instalación del minicasino puede repercutir negativamente en el valor de mercado de las viviendas de la zona.

Según el ayuntamiento, que es quien tiene la última palabra en este conflicto, es demasiado prematuro avanzar qué respuesta oficial dará a las protestas de los vecinos. Un portavoz municipal, contactado por EL TRIANGLE, ha explicado que es a la Generalitat a quien corresponde, de entrada, dar, o no, la autorización para que este minicasino se pueda implantar en Sabadell. Si la dirección general de Tributos y Juego, dependiente del departamento de Economía y Hacienda, deniega la solicitud de Orenes Grupo, entonces no hay nada a decir. En cambio, si el departamento de Oriol Junqueras da luz verde al proyecto, el ayuntamiento estudiará cuidadosamente si otorga, o no, la preceptiva licencia municipal de actividades para que el minicasino pueda abrir.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides