Destapan el apoyo económico de España a la dictadura argentina

Información de archivo revelada por 'Público' expone acuerdos de la banca y el gobierno promovidos por Juan Carlos I
rei joan carles videla
rei joan carles videla

España proveyó de fondos económicos el Gobierno dictatorial argentino surgido del golpe de estado militar liderado, en 1976, por Emilio Eduardo Massera, Jorge Rafael Videla y Orlando Ramón Agosti. Este apoyo, informa Público basándose en expedientes oficiales, fue posible gracias a la mediación del entonces rey Juan Carlos I, de destacados funcionarios del Gobierno de Adolfo Suárez y de banqueros de primera línea, como los Botín (Banco Santander).

Según esta información, la Junta Militar argentina ya había gastado buena parte del presupuesto disponible (un 70%) sólo dos meses después del golpe de estado y necesitó apoyo financiero. Ese apoyo, en parte, llegó de las élites políticas y económicas de un país, España, que durante la Transición caminaba políticamente en sentido inverso al de Argentina.

El rey Juan Carlos de Borbón dedicó «expresiones de beneplácito por el éxito con que nuestro Gobierno está afrontando los problemas económicos coyunturales que vive», según un informe diplomático argentino relacionado con la reunión que el monarca mantuvo con el embajador de Videla el 1 de julio de 1976.

El embajador de la dictadura argentina también dejó constancia del compromiso del rey de España: que el ministro de Economía «tendría la mejor acogida y disposición de banqueros, inversores e industriales«.

A raíz de aquella reunión se firmó un acuerdo de exportación de carne que reportó 3.800.000 dólares a Argentina. No sería el único puente tendido entre los dos países, ya que la Junta Militar también restituyó dos sucursales expropiadas al Santander, entonces dirigido por Emilio Boten padre, quien se mostró dispuesto para «participar en el resurgimiento de aquella gran nación».

En posteriores reuniones se cocinó un programa de cooperación económica y financiera entre los dos gobiernos, en el marco del cual el Banco Exterior de España facilitó una línea especial de crédito para favorecer compras argentinas de equipamiento portuario, industrial y ferroviario, principalmente.

También entonces se firmó el «Protocolo de Cooperación Comercial y Financiera entre la República Argentina y el Gobierno de España«, sellado como confidencial. Además, se facilitó un crédito financiero de 50 millones de dólares al régimen argentino.

El pico histórico en cuanto a relaciones comerciales entre España y Argentina en aquellos años se logró en plena dictadura. En este sentido, en 1977 el «comercio global» registró un incremento hasta lograr los 450,8 millones de dólares. En 1961 sólo había totalizado 14,7 millones.

Los negocios España-Argentina cayeron hacia las postrimerías del llamado «Proceso de Reorganización Nacional», instaurado con el golpe de estado y la Junta Militar. Una información reservada del consejero comercial de la embajada argentina, Sebastián Iturrioz, desacredita entonces el apoyo español: «hizo su negocio sin otorgar ninguna concesión».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides