El pasado lunes, 11 de febrero, el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, inaugura el 3D Factory Incubator, un centro innovador que tiene su sede en el edificio corporativo del Consorcio de la Zona Franca (CZF), que es la institución impulsora junto con la Fundación Leitat de este proyecto pionero de la economía 4.0.


El 3D Factory Incubator  ocupa una superficie de 600 metros cuadrados y cuenta de entrada con cuatro impresoras industriales 3D, tres miniimpresoras y todos los servicios necesarios (consultoría de negocio, certificación de piezas, servicios de comercialización, etc.) para que las 34 empresas seleccionadas para su puesta en funcionamiento puedan ser plenamente operativas.


Este proyecto, pionero en su categoría en Europa, ha requerido una inversión de 3 millones de euros, de los cuales 1,5 millones proceden de los Fondos FEDER, a través de la Fundación INCYDE. Está previsto que en los próximos cinco años el 3D Factory Incubator pueda acoger hasta un centenar de empresas, por un período de entre 6 meses y un año, prorrogables de mutuo acuerdo.


Las impresoras 3D instaladas en el CZF son de última generación y tienen una capacidad de aplicación de 6 tecnologías diferentes que crean objetos tridimensionales de plástico y resinas, previéndose que en un futuro permitan también trabajar los metales.


En la oferta internacional convocada para instalarse en el  3D Factory Incubator, se presentaron un total de 43 proyectos, de los cuales 34 han sido seleccionados. Las empresas que inauguran este espacio abarcan un amplio abanico de actividades: producción de instrumentos musicales, recambios para maquinaria, bicicletas, drones, gafas de sol, implantología dental, material quirúrgico…


Los usuarios del 3D Factory Incubator no pagan un alquiler por el espacio que ocupan  en el edificio del CZF, siendo su aportación económica la correspondiente a los servicios que utilicen. Este centro de Innovación es, por sus características, idóneo para impulsar pequeñas y medianas empresas y startups.


La incubadora de proyectos de impresión en 3D cuenta además con espacios para reuniones de trabajo, formación y networking.



UN NUEVO CONCEPTO DE FABRICACIÓN INTELIGENTE


La impresión tridimensional es una tecnología avanzada que permite la producción de objetos. Esta tecnología permite la fabricación de objetos acabados y compactos, que no requieren un ensamblaje posterior y no generan a la finalización del proceso mermas ni residuos. Permite también la personalización de los productos y ajustar el volumen de fabricación a la demanda, reduciendo así la creación de stocks difíciles de gestionar.


La utilización de esta tecnología inteligente está llamada a redefinir los sistemas de producción tal y como los conocemos en la actualidad, pero su implantación requiere un importante esfuerzo inversor en I+D, por eso las entidades promotoras del 3D Factory Incubator, el Consorcio de la Zona Franca (CZF) y la Fundación Leitat, han creado este espacio para ponerlo al servicio de las empresas y los emprendedores que apuestan por esta nueva tecnología en la producción. Los innovadores que se instalen  en esta incubadora de objetos en 3D tienen además garantizada y protegida la confidencialidad de sus diseños.


De esta manera, el 3D Factory Incubator , que entra en funcionamiento la semana que viene, se constituye en la primera incubadora de alta tecnología que se crea en la Unión Europea. De las 34 empresas seleccionadas que se instalan en su puesta en marcha, 7 son extranjeras.


El Consorcio de la Zona Franca (CZF), institución promotora del 3D Factory Incubator,  está formado por el Ayuntamiento de Barcelona y el Ministerio de Economía. Su director es Pere Navarro, delegado especial del Estado. La ubicación de la incubadora en el edificio corporativo del CZF –dotado de infraestructura tecnológica para la implantación de este proyecto de vanguardia- ofrece por su ubicación estratégica una vía rápida de comunicación con la ciudad, el aeropuerto y el puerto.