El Centro de Estudios de Opinión (CEO) ha publicado su último sondeo antes de las elecciones al Congreso y al Senado. Además de la prospección electoral, la encuesta también hacía la habitual pregunta sobre la independencia de Cataluña. Así, según el CEO, un 48,4% de catalanes quiere que Cataluña sea un Estado independiente, y un 44,1% se opone. Además, un 5,8% responde a la pregunta que "no lo sabe" y un 1,7% no contesta.

Después de salir el resultado, pero, el presidente, Quim Torra, se vanagloriaba en Twitter que hay un "52,3% a favor de la independencia". ¿De dónde sacaba los datos? Pues reformulando el porcentaje y eliminando quien no sabe qué votaría, contando cómo si no quisieran votar.