Las elecciones catalanas no se sabe cuando serán. Sólo el presidente de la Generalitat, Quim Torra, puede convocarlas. Pero el anuncio de que "la legislatura está acabada", ha sumido a los partidos en una precampaña absoluta. Y especialmente los dos socios independentistas del gobierno catalán.

Esto hace que tanto JxCat cómo ERC hayan puesto en marcha toda su presión para intentar que TV3 y Catalunya Ràdio, los medios de la CCMA, formen parte de su relato y, por lo tanto, los beneficien. Consignas y "sugerencias" no muy sutiles van por las reuniones de dirección de programas e informativos. ¿Los más perjudicados? Los profesionales que trabajan, cada día más cansados de esta guerra.