La presidenta y líder de PNC, Marta Pascal, fue el foco de atención mediática durante semanas por la fundación del partido. Era el primer gran desafío a la hegemonía de JxCat en el centroderecha nacionalista. Era un enfrentamiento con Carles Puigdemont, y esto tenía interés para los medios y para la política.

Pero con el paso de las semanas, la rotura entre el PDECat y JxCat ha hecho que la fundación del PNC sea anecdótica. Esto hace que ya pocos medios den cobertura al PNC, y que Marta Pascal esté desesperada pidiendo a los contactos que tiene en los medios más presencia. Las elecciones podrían llegar pronto y caer en la irrellevància mediática sería su muerte.