Units per Avançar, el partido heredero de Unió Democràtica que montó Ramon Espadaler para salvar los muebles de la democracia cristiana después del 1-O, actualmente está concurriendo a todas las elecciones con el PSC. El acuerdo al cual llegaron para las últimas elecciones en el Parlamento de Cataluña estableció la base también para las municipales.

Pero, ahora, el partido tiene un dilema abierto. La exlíder del PDECat Marta Pascal está gestando un nuevo partido del catalanismo moderado, que incluya independentistas y no independentistas pero que no dé cabida a unilateralistes. Y esto ha hecho que parte del partido quiera abandonar el PSC y concurrir con Pascal a las elecciones al Parlament. En este caso, pero, no quedaría asegurada la representación que los socialistas garantizan a Espadaler. Una decisión difícil.