La campaña electoral del 28-A empezó la noche del 11 de abril. Desde entonces hay ha dos cabezas de lista que parece que se hayan propuesto competir entre ellas para ver quién deja más actos de campaña en Cataluña vacíos de contenido y sin la cara visible del partido. Se trata de la candidata de Ciudadanos (Cs), Inés Arrimadas, y la del PPC, Cayetana Álvarez de Toledo.

Inés Arrimadas ha decidido que los votantes catalanes no son muy de su gusto, y por eso hace la mitad de la campaña en Euskadi, Castilla y León o Madrid, dejando que los actos de Cs en Cataluña tengan como principal estrella el portavoz parlamentario, Carlos Carrizosa, que ni siquiera es candidato en estas elecciones. Cayetana Álvarez de Toledo, por su parte, combina los días que también acude a los actos de sus jefes de partido en Madrid con otros que, no se sabe muy bien por qué, no hace campaña en ninguna parte y deja que otras caras del partido como la del presidente, Alejandro Fernández, o del expresidente, Xavier García Albiol, hagan de maestros de ceremonias aunque tampoco se presenten el 28-A