El regidor del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Josep Bou, tuvo meses atrás un par de desavenencias con la entidad españolista Sociedad Civil Catalana (SCC). La estrategia de esta asociación y las idas y venidas en su tono han acabado con la paciencia de más de uno, y entre ellos está Bou.

Además, el popular sabe que no es el único y ha empezado a hablar con líderes y miembros otras entidades constitucionalistas y antiindependentistes para intentar conformar una nueva gran asociación marcadamente españolista que haga la competencia a Sociedad Civil Catalana y agrupe a todos estos incordiados. De momento, parece que ya tiene las simpatías de algunos grupos y se ha comprometido a buscar financiación seduciendo algunos amigos y conocidos suyos del mundo de la empresa catalana.