El presidente de la Generalitat, Quim Torra, no volverá a ser investido. Siempre ha dicho que cuando acabara el mandato, no repetiría. Cómo que se despertó un día y decidió que después de aprobar los presupuestos convocará las elecciones, a JxCat se ha abierto la caja de los truenos y ha empezado la lucha fratricida por la sucesión.

Quién será el cabeza de lista de JxCat a las próximas elecciones es, hoy por hoy, un misterio. Todo el mundo sabe que la campaña la centrará Carles Puigdemont. Es el único activo que tienen con querencia para conseguir votos. Pero quien lidere la lista podría acabar siendo presidente. Y esto ha hecho que se saquen los cuchillos a todas las familias. Que empiece la batalla.