Según el Gobierno de la Comunidad de Madrid más de 1.000 empresas catalanas se han trasladado a la capita española por motivos fiscales. ¿Qué le parece?
Esta es una noticia interesada de un gobierno que no sabe que hacer para continuar teniendo a su población desinformada al 100%. Es como la cortina de humo de Gibraltar, y así el Gobierno del Partido Popular (PP) va aguantando. Desde hace muchos años la Comunidad de Madrid ya atrae de forma sistemática empresas catalanas por el efecto de la capitalidad, y porque a muchas empresas ya les va bien tener una sede social por un tema burocrático y económico. Madrid, con lo que recauda, se puede permitir unas leyes tributarias más favorables respecto las que podemos tener en Catalunya. La comunidad de Madrid es más tolerante, y las comunidades sobrefinanciadas como esta pueden regalar terrenos industriales.


El diario ABC lo atribuye a la oleada soberanista....
Bien, ya sabemos la credibilidad que tiene el ABC, que cogen una noticia y la tergiversan a su favor. Si 1.000 empresas han marchado de Catalunya debido a la oleada soberanista, entonces ¿cómo se entiende que 750 empresas andaluzas hayan marchado a Madrid? ¿Que también hay oleada soberanista en Andalucía?. Tenemos que mirar el porcentaje de las empresas que se trasladan. Que pongan la sede social en la capital española no quiere decir que se vayan. Son empresas que a las cuales les conviene hacerlo así.

 

El Cercle Català de Negocis (CCN) aglutina empresarios a favor de la independencia. Teniendo en cuenta que, tradicionalmente, al empresario se le atribuye un perfil conservador, ¿vosotros sois un caso atípico?

El CCN es una organización creada hace cinco años a partir de pequeñas y medianas empresas (Pymes) que ven como en estos 30 años de autonomía nuestro potencial y el dinamismo territorial ha perdido muchos puntos. Hay otras patronales en Catalunya que viven de las Pymes, pero no hacen estas denuncias. Nosotros llegamos a un punto en qué vimos que la única solución es que los recursos que generamos se queden aquí. El expolio fiscal es el motivo para llegar hasta aquí. El presidente de Pimec, Josep González, ha dicho que la causa principal del cierre de empresas en Catalunya es la falta de financiación, y la causa principal es el expolio fiscal que provoca que el país se empobrezca. Si nosotros tuviéramos los recursos aquí entonces tendríamos un paro del 13%. En estos momentos lo que hacemos es defender lo que es nuestro. Es una evolución natural de país en que los empresarios dicen basta para decir las cosas claras y tener un país más próspero.

 

La independencia de Catalunya estará más cerca si Isidre Fainé y La Caixa dieran su apoyo?

Nosotros entendemos que Isidre Fainé y La Caixa apoyen o no la independencia no es un problema para Catalunya, sino que es un problema para ellos. Desde el momento en que la sociedad catalana quiere votar su futuro es un problema para ellos. Fainé está atrapado entre la espada y la pared. Tendrá que elegir entre poder ser un banco próspero en Catalunya o querer apostar por una España decadente donde se hacen las cosas mal. Si yo fuera Fainé tendría claro lo que haría.

 

El tejido empresarial catalán todavía es reticente a hacer cambios del estatus quo?

Esta es una lucha que el CCN lleva haciendo hace cuatro años. Los poderes fácticos, el status quo y el 'establishment' que en este momentos está controlando las instituciones del país es una gente que por su edad avanzada o por su trayectoria de tantos años al servicio de la España autonómica no ven más allá de lo que hasta hoy han hecho. Toda esta gente que está frenando el proceso desde arriba tienen que ser sustituidos. La idea del CCN, y con las encuestas que tenemos, es que hay una mayoría de pequeñas y medianas empresas catalanas que ya lo ven claro, a pesar de que sus dirigentes, como los de la Cámara de comercio de Barcleona y los de Pimec no han informado de nada sobre esto. Ahora, gracias al CCN y a los 30.000 libros que hemos vendido, gracias a las redes sociales y gracias a los periodistas que están dando más información, todos estos empresarios empiezan a valorar que quizás en una Catalunya sin expolio la situación iría mejor. En estos momentos hay una mayoría de Pymes catalanas que no están siendo representadas adecuadamente, porque no es lógico que haya empresarios que tengan que saber cosas a través de las propias empresas. Estas patronales no han hecho los informes adecuados y han hecho cortinas de humo.