La Generalitat solicita una condena de cuatro años, nuevo meses y un día de prisión para el joven de Badalona Marcel Vivet, detenido por su participación en la concentración convocada en Barcelona por Arran y otros colectivos el 29 de septiembre del 2018.

La organización de la izquierda independentista se manifestó contra la celebración de un homenaje del sindicato policial Jusapol a los policías que formaron parte del operativo contra el referéndum del 1-O.

La Fiscalía pide una pena de cinco años y medio de prisión. En los dos casos, las peticiones se basan en las acusaciones de desórdenes públicos, atentado contra la autoridad y lesiones leves.

Según publica NacióDigital, Fiscalía y Generalitat comparten el mismo relato según el cual el joven formaba parte del grupo de personas que se concentró en la Vía Laietana ante el cordón policial de los Mossos d'Esquadra con actitud "reivindicativa y beligerante".

Los jóvenes lanzaron pintura a los agentes y según la Generalitat, hicieron "acometidas" contra el cordón policial. En una de estas, tanto la Fiscalía como el Govern acusan el joven de golpear con un palo de madera un agente de los Mossos, causándole una contusión en el antebrazo y en la muñeca derecha.