El paro se redujo en Cataluña en 4.800 personas entre los meses de enero y marzo, de forma que el porcentaje de parados quedó en un 11,6% a final del trimestre, según datos proporcionados por el INE. A pesar de que la tasa es, con pocas décimas de diferencia, prácticamente la misma que al acabar el 2018, en cifras absolutas en Cataluña hay ahora 446.600 personas que no tienen trabajo, un volumen que refleja un descenso del número de parados del 2,6% respecto al mismo trimestre del año pasado. En cuanto a los ocupados, actualmente hay 3.391.000, un 2,7% más que hace un año.

Al conocer los datos, el secretario general de Trabajo, Bienestar y Familia, Josep Ginesta, se felicitó porque, según comentó en una rueda de prensa, demuestran que el mercado de trabajo en Cataluña “aguanta” y “resiste” en comparación con el conjunto del Estado, y que se mantiene “el espíritu productivo y de emprendimiento”. Ginesta admitió que los indicadores son “modestos pero positivos” y recordó que hay que retroceder hasta el 2008 para encontrar una evolución del paro parecida en un primer trimestre, a pesar de que la tasa queda lejos del 7,5% de entonces.


En cuanto al conjunto del Estado, los datos de la EPA indican que el número de ocupados se redujo en 93.400 personas, hasta los 19.471.100 trabajadores. En cambio, el número de parados creció en 49.900 personas, hasta 3.354.200 parados, hecho que incrementa la tasa de paro estatal hasta un 14,7%.