Coincidiendo con el cuarto aniversario de la promulgación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, el Consorci de la Zona Franca de Barcelona ha decidido dotarse de una dirección de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y ODS, de acuerdo al diseño del nuevo Plan Estratégico que prepara la entidad pública.

El Consorci es miembro de la Red Española del Pacto Mundial y como gestor del polígono industrial de la Zona Franca y entidad pública de promoción económica explora las nuevas formas de producción industrial.

El delegado especial del Estado en el Consorci, Pere Navarro, ha explicado al respecto que la entidad “está desarrollando un plan estratégico para materializar la Responsabilidad Social Corporativa y diseñar nuestras prioridades dentro de los 17 objetivos de sostenibilidad y sus 169 metas. El mundo no tiene un plan B y todos juntos ya hemos de trabajar activamente para la sostenibilidad del planeta y de las empresas y el desarrollo de los derechos de las personas”.

Navarro ha subrayado “el protagonismo que puede tener el Consorci en la definición de unos ODS específicos para el marco industrial y la actividad económica, una sostenibilidad que enriquecerá la aplicación de los objetivos de sostenibilidad que habitualmente se conciben para el espacio urbano y para los entornos naturales”.

En su último plenario corporativo, el Consorci aprobó reglamentar las subvenciones de la entidad para vincularlas a los ODS y a la actividad económica, haciendo más transparente la concesión de éstas y la política de RSC.