La ciudad de Barcelona suma dos sedes de multinacionales que crearán 600 empleos, según han informado la compañía de software empresarial VMware y la aseguradora de dispositivos móviles Sfam.

VMware invertirá 100 millones de dólares en cinco años para desarrollar un centro de ventas digitales en la capital catalana que llegará a tener 250 empleados y que dará servicio a la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África).

El proyecto, que se ubicará en el distrito 22@, cuenta con el apoyo de ACCIÓ, la agencia para la competitividad del Departamento de Empresa y Conocimiento de la Generalitat de Cataluña.

La francesa Sfam, segundo accionista de Fnac y que opera en varios países europeos, ubicará en Barcelona su primera sede fuera de territorio francés, que dará servicio en España. Desde la Torre Mapfre prevé aumentar su cartera de clientes hasta los 600.000, y pasar de un volumen de negocio de 20 millones de euros en 2018 a hasta 60 este año.

La empresa prevé una inversión de unos dos millones de euros en la adecuación de las nuevas oficinas -que incluyen un call center- y crear 400 empleos en toda España, de los que 350 corresponden a Barcelona. Este año también pretende abrir oficinas en Portugal, Italia y Alemania.

Estos anuncios se suman a otras gestiones para atraer a empresas internacionales interesadas en ubicar una sede en Barcelona, como las japonesas Rakuten y NTT Data, por ejemplo.