La Universidad Pompeu Fabra (UPF) encabeza por séptimo año consecutivo el U-ranking, una clasificación que evalúa el rendimiento de las universidades españolas a partir de los resultados que obtienen en su triple misión: la tarea docente, investigadora y la capacidad de innovación y desarrollo tecnológico. Elaborada por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y la Fundación BBVA, la UPF mantiene la primera posición en esta clasificación desde su creación en 2013.

El ranking global se calcula a partir de los resultados de las instituciones en estas tres dimensiones a las que otorga un peso diferente (56% para docencia, 34% para investigación y 10% para innovación). En esta edición, se han usado 25 indicadores que hacen referencia a cuatro ámbitos (acceso a recursos, producción obtenida, calidad de los resultados e internacionalización). En total, se han analizado 62 universidades del Estado, de las cuales 48 son públicas, lo que representa el 95% del sistema universitario español en términos de número de estudiantes de grado.

Otras univesidades catalanas, como la Politécnica de Catalunya, la Universidad de Barcelona, la Autónoma de Barcelona y la Rovira i Virgili también aparecen entre las diez primeras en el ranking del IVIE y la Fundación BBVA.