El Open Arms ha rescatado esta madrugada 39 personas más en el Mediterráneo. Se suman a las 121 que hace nuevo días que están a bordo del barco de la ONG, que continúa buscando un puerto seguro mientras los estados europeos evitan dar respuestas.

Antes de este nuevo rescate, que eleva a 160 las personas que se refugian e el barco, el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, aseguraba a Twitter que ha pedido por carta al gobierno español que se haga cargo de los migrantes que hay a bordo del barco Open Arms.

Preguntada sobre la responsabilidad del gobierno español a la hora de resolver la situación de la Open Arms, teniendo en cuenta que es el barco de una ONG española que circula bajo bandera española, la ministra portavoz, Isabel Celaá, ha querido recordar el caso del Aquarius, las miles de personas rescatadas por Salvamento Marítimo y lo que dice la normativa internacional.

Celaá también ha recordado que el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, ha instado Europa a hacerse cargo de este asunto y ha añadido que "en esto estamos trabajando".

A la espera de que algún estado permita que el barco atraque en uno de sus puertos, el Open Arms recibirá entre domingo y lunes la ayuda de la Astral, el otro barco de rescate que salió ayer noche de Badalona.

Por otro lado, el Open Arms recibió la visita del actor Richard Gere, que trajo personalmente provisiones de comer y agua para denunciar que Europa no es capaz de ofrecer un puerto seguro al barco de salvamento.