Diana Coromines, que trabajó en el Diplocat y en la delegación de la Generalitat en Dinamarca durante la etapa álgida del procés y después fue la número 3 de la lista de Jordi Graupera a la alcaldía de Barcelona, ha anunciado que impartirá un curso online denominado "No renuncies a tu vocación militar por culpa de España".

El curso, que prevé empezar el próximo 21 de septiembre y terminar el 9 de octubre, todavía no tiene los contenidos del todo definidos, como ella misma reconoce, puesto que explica que pueden variar en función de los intereses de sus alumnos, que tendrán que pagar 39,99 euros cada uno. El periodo de inscripciones concluye este viernes, día 18.

Coromines considera que los catalanes que tienen vocación militar "tendrían que procurar formarse en el extranjero" y explica que, a raíz de haber dicho esto un acto público, "muchos" le pidieron consejo sobre qué opciones tienen para hacerlo. Por ese motivo, añade, ha decidido preparar un curso online de tres semanas de duración sobre la formación militar en el extranjero y sobre cómo hacer carrera militar, con formación práctica, en un ejército europeo.

Esta traductora y editora, que es miembro del grupo Koiné, también ha querido aclarar que no habla "de independencia" ni de "cuestiones retóricas" o "simbolismos", sino de "cuestiones prácticas". "Aquí de lo que se trata es de proteger la vocación militar de los catalanes y, por lo tanto, de una cuestión practica", insiste.

Su compromiso con los que completen el curso es hacerlos conocedores de las opciones formativas que tienen al alcance presencialmente y online, y facilitarles opciones en función de sus intereses y capacidad económica, así como "asesoramiento personalizado y contactos".

​"En las ciudades donde he vivido (Viena, Berlín, Copenhague) he tenido contacto constante con el ámbito de la defensa, y en Dinamarca incluso inicié los trámites para entrar en el ejército", asegura.

Coromines ha destacado entre los extrabajadores de la Generalitat del mandato de Carles Puigdemont por haber criticado públicamente las decisiones del gobierno y, en particular, de su superior en Copenhague, la delegada de la Generalitat Francesca Guardiola. Además de publicar durante meses artículos críticos contra Guardiola y el gobierno catalán en Vilaweb, se indignó con el discurso del 10 de septiembre de 2017 pronunciado por Puigdemont en el Parlamento Cataluña, en el que dijo que suspendía "los efectos de la declaración de independencia".

Coromines le reprochó que esgrimiera "la excusa" de una "gran oferta de mediación" que ella asegura que no existía porque "a mi me habían hecho quemarme las cejas buscando y la habían desperdiciado".