No podía ser ningún otro que el candidato de Vox, Santiago Abascal. El ultraderechista político ha aprovechado su turno en las entrevistas que el diario Marca hace a algunos de los candidatos a las elecciones del 28-A para barrer hacia casa. Dice que es partidario de "cualquier tipo de medida que impida el ultraje al himno nacional". Se refiere, especialmente, a las pitadas barcelonistas en las finales de la Copa del Rey.

Además, cree que los clubes tendrían que ser castigados duramente. "Igual que son sancionados si un aficionado lanza una botella al campo o chilla insultos racistas", han sido las palabras concretas de un Abascal que, preguntado por la posibilidad que las selecciones catalanas sean reconocidas internacionalmente, cree que "hace unos años que aguantamos demasiado con la Copa del Rey": "Está claro que no nos planteamos que ninguna selección de carácter autonómico consiga un reconocimiento de carácter oficial", ha remachado.

Uno de los sueños del político de extrema derecha es, precisamente, que el himno de España tenga letra: "Seria muy bonito que los españoles pudiéramos cantar juntos nuestro himno nacional. Es verdad que es una tarea pendiente que será dificultosa. Ponerse de acuerdo con una letra no es una cosa que esté en manos de una sociedad tan dividida como la española".