El piloto Marc Márquez. El pentacampió del mundo de MotoGP no se salva del linchamiento del bar de borrachos en que a menudo parece convertirse Twitter. Después de la negativa a salir al balcó del Ayuntamiento de Cervera por la presencia en la fachada de una pancarta en apoyo de los líderes independentistas encarcelados, los indepes más hiperventilados han salido en estampida contra el laureado motociclista.

Hay que recordar que los patrocinadores de Márquez habían solicitado antes de los festejos la retirada de la pancarta por "cuestiones protocolarias y exigencias de las grandes firmas", pero el alcalde de Cervera, Ramon Royes, se ha negado. El eco que ha adquirido el tema ha hecho que alguien haya descolgado la pancarta, pero el alcalde la ha repuesto rápidamente.

Así, a Márquez le han dicho en Twitter de traidor para arriba. A pesar de que esto ya pasó el año pasado, esta vez el revuelo ha sido mayor. De hecho, no es ni la primera ni la segunda vez que el piloto sufre las iras del independentismo más radical. A Márquez ya lo criticaron cuando, después de ganar un campeonato del mundo, paseó la bandera española para festejar el título. Las críticas fueron tan extraordinarias que ya hace años que el piloto se limita a ondear la bandera de su escudería.

Ante la polémica, el piloto, que siempre ha dicho sentirse "catalán y español", se ha limitado a decir: "No hay que mezclar temas. Estamos celebrando una gesta deportiva. Lo único que quiero es celebrarlo con los míos".

Entre muchos, en su cuenta de Twitter, el periodista Jordi Barbeta le invitaba a actuar "como un campeón", y le avisaba: "Si nos decepcionas, tus éxitos ya no serán nuestros". El presentador del programa Está pasant de TV3, Toni Soler, tiraba de ironía para escribir "un auténtico héroe", frase con la que acompañaba la noticia sobre la negativa a salir al balcó. Su compañero de programa, Jair Domiguez, no quería ser menos: "Que en estos casos siempre pienso que los ideales y los principios están por encima del dinero pero... ¿y si existe gente sin ideales ni principios?".