El líder del Partido Popular, Pablo Casado. Desde el primer día de las protestas, el lunes día 14, han circulado mensajes que responsabilizan los disturbios ocasionados por los manifestantes de dos muertos: la de un turista francés que sufrió un ataque de corazón al aeropuerto Prat y la de un niño que no llegó a tiempo al hospital por las protestas.

Casado inició su rueda de prensa del pasado martes después de reunirse con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, aludiendo al extranjero muerto. Respecto a este caso, no hay evidencias que vinculen la muerte de este hombre de 64 años con las protestes independentistas.

La víctima sufrió una parada cardiorespiratoria en el Prat, donde llegó andando, y fue evacuado en helicóptero posteriormente al Hospital de Bellvitge, en l'Hospitalet de Llobregat, donde murió.

Sin embargo, fuentes del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de la Generalitat aclaran que las protestas por la sentencia del proceso y la muerte de este hombre no coincidir "ni en el lugar ni en el tiempo".

Los disturbios se concentraron a la Terminal 1 del aeropuerto, mientras que el ciudadano francés fue atendido en el aparcamiento de la Terminal 2. Niegan también que el dispositivo médico no pudiera desplazarse para atender al hombre debido a un supuesto bloqueo de los manifestantes: pudieron llegar inmediatamente gracias al hecho que contaban con equipos en el aeropuerto de manera preventiva ante las movilizaciones que se estaban empezando a producir.