El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha anunciado que, para "dar un paso más para internacionalizar el derecho a la autodeterminación de Cataluña", se presentará como cabeza de lista de Junts per Catalunya a las elecciones europeas, siguiendo los pasos de su exvicepresidente y rival en el liderazgo del independentismo procesista, Oriol Junqueras, que se presentará a la misma contienda al frente de ERC.

Esta decisión de Puigdemont, sin embargo, transforma en humo aquello que él mismo dijo sobre las elecciones europeas el pasado mes de noviembre. Entonces aseguró en Catalunya Ràdio que no quería presentarse a estos comicios y que "sólo" iría como número dos de Junqueras.

En aquel contexto, los posconvergentes trataban de atar ERC en candidaturad únicas, pero Junqueras se ha resistido a reeditar fórmulas del estilo de Junts por el Sí. Insólitamente, Puigdemont apuntaba la posibilidad de incluir a la exdiputada de la CUP Anna Gabriel en una lista unitaria que, como era previsible, no ha podido hacer nada más que verbalizar.

Cabe añadir que no es la primera vez que Puigdemont ejecuta un giro de 180 grados en las intenciones electorales que ha manifestado, ya que mantuvo durante meses que no se presentaría a la reelección como presidente de la Generalitat y, finalmente, montó a su medida la candidatura de Junts per Catalunya para las elecciones del 21-D de 2017, con la que mantuvo a los posconvergentes como principal fuerza procesista por delante de ERC.